Psicoescoliosis Blog

“¡No solo tratamos una deformidad! Aspectos psicológicos en el tratamiento conservador de la escoliosis”

Hola a tod@s!!

Esta tarde martes 11/4 de 18.30 a 19.30 (hora en España) la Doctora Judith Sánchez-Raya con quien trabajo hablará en un webinar sobre el tratamiento de la escoliosis haciendo hincapié en el papel de un equipo multidisciplinar hecho por el médico, el fisioterapeuta, el psicólogo y el técnico ortopédico.

El webinar es gratuíto y podéis apuntaros en este link

Se trata principalmente de un video para profesionales de la escoliosis donde podéis encontrar estímulos/idéas/informaciones para el trabajo con pacientes adolescentes: corsé, fisioterapia, psicología.

¡Buena visión para todos!

¡Hasta otra!

Elisa

 

Psicoescoliosis Blog

“Es un problema de imagen corporal”

Hola!!

En el mundo de la investigación, se suele decir que la gente con escoliosis tiene un problema de imagen corporal; es decir, no le gusta su propio cuerpo. Lo mismo se dice de los pacientes con trastornos de alimentación (anorexia, bulimia). Es cierto que se trata de dos problemas diferentes, ya que un tipo de paciente está sufriendo una rotación de su columna mientras que el otro se ve gordo en el espejo cuando en realidad no lo está.

Creo que hay que tener en cuenta los diferentes niveles del mismo concepto que de un extremo a otro puede convertirse en un problema gordo; por eso hay que saberlos reconocer a la hora del tratamiento.

Hay pacientes con escoliosis que no aprecian nada ante el espejo su escoliosis, o sí la reconocen pero la aceptan, no se gustan pero consideran la escoliosis como algo caracterísitco de su histioria, persona, identidad y no están tan preocupados por su imagen: hay algunos que de cara a la operación,  afirman con convicción que no entrerían nunca en quirofano por motivos estéticos.A pesar de que no le gusten su espalda, no considero que tengan un problema de imagen corporal. Por su historia, su entorno, sus pensamientos, emociones, han podido abrazar su columna, tenerle cariño, cuidarla, amarla.

1a056d289e8f9f5e984b797aace09fa4

En el medio hay pacientes a los que no les gusta su columna, pero no por eso limitan sus actividades y pueden acabar aceptándose tal cual son. Son los que marcan en el cuestionario: “Ni me gusta ni me disgusta”

En el extremo opuesto, en cambio, hay otros pacientes que inician a mirase con mucha frecuencia ante el espejo, no les gusta lo que ven, se vuelven a mirar con más atención y empiezan a sufrir. Aunque los amigos les digan que no es para tanto, que son unos exagerados, siguen sintiendose muy perjudicados por su condición. Por esta razón, pueden limitar sus actividades: no ir a la playa y para no mostrarse en bañador; no ponerse ropa ajustada, no ir al gimnasio, no sentarse dando la espalda al público, etc. Se pueden plantear un tratamiento de tipo quirurgico si los grados lo permiten, pero a veces no tienen una escoliosis tan severa o a veces ellos mismos no quieren operarse o se han ya operado y no le gusta como “ha quedado” su espalda.

3-_tiles-tips-para-ocultar-los-gorditos-de-la-espalda-32110764962

A veces, hay pacientes que pueden ser grandes buscadores de la perfección corporal y después de la cirugía de la columna, inician a plantearse una cirugía del pecho, de la nariz o de los labios.

Entonces, con ellos hay que respetar mucho sus vivencias porque los sentimientos son muy desagradables y generan mucha ansiedad. Una mirada delante del espejo puede resultar paralizante para ellos, acostumbrados a ver su “deformidad” de reojo, a reconocerla y a odiarla. En este caso, es evidente que hay necesidad de una ayuda profesional de tipo psicológica.

En conclusión, no hay una sola escoliosis sino multeplices, tanto cuanto son los observadores. Evidentemente, quien tendrá que convivir con la escoliosis, es el paciente y su palabra vale más que las de todos. Como profesionales, nuestro objetivo transversal es ayudar a la persona a que se acepte más allá de su columna, por su valor, por ser ella misma.  Necesitamos tener  herramientas de diferentes tipos para ayudar a la persona a lidiar con su problema.

¡Nos vemos la próxima semana!

¡¡Un saludo!!