Psicoescoliosis Blog

“Es un problema de imagen corporal”

Hola!!

En el mundo de la investigación, se suele decir que la gente con escoliosis tiene un problema de imagen corporal; es decir, no le gusta su propio cuerpo. Lo mismo se dice de los pacientes con trastornos de alimentación (anorexia, bulimia). Es cierto que se trata de dos problemas diferentes, ya que un tipo de paciente está sufriendo una rotación de su columna mientras que el otro se ve gordo en el espejo cuando en realidad no lo está.

Creo que hay que tener en cuenta los diferentes niveles del mismo concepto que de un extremo a otro puede convertirse en un problema gordo; por eso hay que saberlos reconocer a la hora del tratamiento.

Hay pacientes con escoliosis que no aprecian nada ante el espejo su escoliosis, o sí la reconocen pero la aceptan, no se gustan pero consideran la escoliosis como algo caracterísitco de su histioria, persona, identidad y no están tan preocupados por su imagen: hay algunos que de cara a la operación,  afirman con convicción que no entrerían nunca en quirofano por motivos estéticos.A pesar de que no le gusten su espalda, no considero que tengan un problema de imagen corporal. Por su historia, su entorno, sus pensamientos, emociones, han podido abrazar su columna, tenerle cariño, cuidarla, amarla.

1a056d289e8f9f5e984b797aace09fa4

En el medio hay pacientes a los que no les gusta su columna, pero no por eso limitan sus actividades y pueden acabar aceptándose tal cual son. Son los que marcan en el cuestionario: “Ni me gusta ni me disgusta”

En el extremo opuesto, en cambio, hay otros pacientes que inician a mirase con mucha frecuencia ante el espejo, no les gusta lo que ven, se vuelven a mirar con más atención y empiezan a sufrir. Aunque los amigos les digan que no es para tanto, que son unos exagerados, siguen sintiendose muy perjudicados por su condición. Por esta razón, pueden limitar sus actividades: no ir a la playa y para no mostrarse en bañador; no ponerse ropa ajustada, no ir al gimnasio, no sentarse dando la espalda al público, etc. Se pueden plantear un tratamiento de tipo quirurgico si los grados lo permiten, pero a veces no tienen una escoliosis tan severa o a veces ellos mismos no quieren operarse o se han ya operado y no le gusta como “ha quedado” su espalda.

3-_tiles-tips-para-ocultar-los-gorditos-de-la-espalda-32110764962

A veces, hay pacientes que pueden ser grandes buscadores de la perfección corporal y después de la cirugía de la columna, inician a plantearse una cirugía del pecho, de la nariz o de los labios.

Entonces, con ellos hay que respetar mucho sus vivencias porque los sentimientos son muy desagradables y generan mucha ansiedad. Una mirada delante del espejo puede resultar paralizante para ellos, acostumbrados a ver su “deformidad” de reojo, a reconocerla y a odiarla. En este caso, es evidente que hay necesidad de una ayuda profesional de tipo psicológica.

En conclusión, no hay una sola escoliosis sino multeplices, tanto cuanto son los observadores. Evidentemente, quien tendrá que convivir con la escoliosis, es el paciente y su palabra vale más que las de todos. Como profesionales, nuestro objetivo transversal es ayudar a la persona a que se acepte más allá de su columna, por su valor, por ser ella misma.  Necesitamos tener  herramientas de diferentes tipos para ayudar a la persona a lidiar con su problema.

¡Nos vemos la próxima semana!

¡¡Un saludo!!

 

 

 

 

 

6 thoughts on ““Es un problema de imagen corporal””

  1. ¿Qué consejo le darías a aquellos que odiamos nuestra escoliosis? Que nos vemos ante el espejo y sí, aunque ya han pasado más de 20 años de la cirugía, nos seguimos sintiendo acomplejados y sabemos que nunca nadie nos va a amar por eso, por la deformidad… Es que solo la palabra “deforme” es cruel e inhumana. Tú la has escrito, y mi médico también me la ha dicho. Nunca había contemplado esa palabra hasta que en una cita de control que tuve hace pocos años, me la dijeron. “Es que usted siempre va a ser deforme”. Fue duro ese día para mí.

    Like

    1. Hola Lau,
      muchísimas gracias por escribirme. Tienes toda la razon: la palabra deforme es cruel e inhumana. Yo mismo me arrepiento haberla usada, y trabajando en el hospital, me he acostumbrada a usar este termino sin darme cuenta. Al principio a mí también me chocaba mucho cuando la escuchaba. En rehabilitación y cirugía, hay una área que se llama “Deformidades del raquis”, no tiene una conotación negativa, es neutral, como puede ser decir enfermedad pulmonar, apendicitis, trastorno del tránsito intestinal, etc. A nivel médico, la palabra Deformidad se usa siempre en el caso de escoliosis, cifosis, lordosis; sea cual sea la magnitud de la curva. Curva, deformidad, escoliosis se consideran lo mismo,se usan como sinónimos. Escucho decir: la deformidad tiene una magnitud de 15 grados Cobb, para hablar de una escoliosis muy pequeña, deformidad de leve entidad; o una deformidad de 70º se considera severa.
      Resaliendo a la origen de la palabra, viene del latín: de-forme: alteración de la forma. En el mundo médico, se usa más en el sentido neutro de anomalía y normalmente se acompaña a un adjetivo: deformidad leve, deformidad grave, etc.

      Ahora, he de admitir que dentro del mundo médico ciéntifico se ha olvidado el sentido común del termino. No lo justifico, me parece cruel como dices tu; solo, teniendo un pie en el mundo de la investigación, entiendo que no hay juicio por parte del médico cuando usa esta palabra, no quiere ofender. El médico es un ciéntifico, muchas de las veces.

      Por mi parte, considero que si en la comunidad ciéntifica este termino tiene un significado consensuado (hay muchos artículos donde aparece, este por ejemplo: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27765710), hay que tener cuidado cuando se habla con los pacientes y estoy de acuerdo contigo y entiendo tu reacción.

      Ahora, independientemente de si está bien o no usar este termino, en mi post decía que hay muchas escoliosis, muchas maneras de verlas, de aceptarlas o no. La escoliosis puede ser una piedra en el camino para uno o un trampolín para otro. La escoliosis en sí no es buena o mala, más bien son todas las vivencias, las emociones, los pensamientos, los comentarios que uno se lleva de la gente, las miradas de los amigos, los dolores que afectan al alma, etc.

      Considero que no soy nadie para dar consejos en una situación donde tu eres el primer experto. Siento que es una desgracia odiar una parte de tu propio cuerpo, porque si uno odia una parte de símismo, es difícil que alguien de fuera pueda amarla…como dices tu.
      Ya está bien, han pasado muchos años, siento que quieres hacer la paz con todo aquello que todavía pesa…. Creo que esta parte de tu cuerpo necesita toda tu compasión, todo tu cuidado, todo tus pensamientos amorosos hacia ella. No necesita más juicios, más miradas extrañas. Siento que tu columna es como un niño con dificultades. No se odia a un niño que tiene un problema, verdad? Al contrario, se lo respeta, se los acaricias, se le susurran palabras bonitas que les pueden dar ánimos.

      No sé si te sirve…espero que sí te llegue.
      Un fuerte abrazo, Lau.
      Elisa

      Like

      1. Gracias, tus palabras me hicieron llorar (me llegaron mucho). Nunca lo había pensado desde ese punto de vista. Siempre me he sentido mal por mi escoliosis (hablo más allá del dolor físico, es del dolor en el alma), pero nunca la había pensado como algo que debía comprender o estimar para salir adelante. Cuando me pongo negativa, que son muchas de las veces, en primera instancia pienso en mi escoliosis como el primer fracaso o lo que me ha impedido llegar a las metas que me he propuesto. Sin embargo, siempre saco fuerza para salir adelante a pesar de la enfermedad. Me gusta estar distraída con mi trabajo, con las cosas que me gustan y ayudar a los demás en todo cuanto puedo.
        Mil gracias por dedicarme bastante rato de tu tiempo al escribirme esta respuesta y casi dedicarme el post de esta semana. Será porque estudio el lenguaje y la carga semántica de la palabra “deforme” es dura, como tú mencionas, es el Jorobado de NotreDame, que siempre lo veían como un ser feo, imposible de amar, aunque él trataba de ser amable con todos y daba lo mejor de sí. Digo lo que conozco del tema habiendo visto la película de Disney, jeje. Es difícil salir de la autocompasión, será porque la escoliosis se desarrolló en mi adolescencia; y tras de que ese periodo de la vida es complejo, con este padecimiento fue muy pero muy duro para mí.
        Es cierto, para que los demás nos amen debemos amarnos nosotros mismos. Es difícil, pero se debe intentar.
        Saludos desde Centroamérica, Costa Rica.
        Te aprecia,
        Lau

        Like

  2. Gracias a tí, Lau, por escribirme; has sido de estímulo para mí, como ves. Es muy bonita esta Fuerza que tienes dentro para salir adelante, no lo olvides en tus momentos de auto-compasión. No siempre se puede estar sonriendo, no sería normal. Ahora, si notas que la tristeza, la negatividad son una carga muy grande, déjate ayudar por algún profesional.. Acuérdate de tu proyecto y de tu viaje personal. Nunca renuncies en ellos 😉

    Un abrazo, guapísima!!
    Encantada que sea mi lectora de este blog desde Costa Rica 😉
    Elisa

    Like

    1. Gracias Elisa. Leo siempre tus post. Te estimo mucho a la distancia, pues leer tu Blog es como un alivio para el ajetreo diario.
      Bendiciones .

      Like

      1. Lau, graciass!!
        Es recíproco. Sentir que eso te sirve me llena de alegría 😉 Un saludo y fuerza para el inicio de esta semana!

        Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s