Psicoescoliosis Blog

¿Cómo lidias con tu dolor de espalda?

              

“Tienes dolor crónico y debes aprender a vivir con él”.  “La mayor parte de la población normal tiene dolor”. “La escoliosis no está relacionada con el dolor”

¿Todo eso te suena de algo?

La investigación científica no ha encontrado hasta ahora una correlación específica entre dolor de espalda y escoliosis, ni en pacientes operados con fusión (Danielsson y Nachemson, 2003) ni en pacientes tratados con corsé (Danielsson, Wikilund, Pehrsson , Nachemson, 2001).

Por eso mismo, los médicos en frente a este problema se encuentran con pocos recursos, normalmente enfocados a una indicación farmacológica, que a menudo es de gran auxilio pero no soluciona el problema y el uso constante de analgésicos puede crear una dependencia.

De hecho, el dolor es una experiencia compleja que comprende varias dimensiones.

 El dolor es una conducta, un sentimiento, un pensamiento y una experiencia.

Es un sistema de alerta ya que nos indica cuando debemos parar; sin embargo, la neurofisiología del dolor , según la teoría de la puerta de Melzack y Wall (1965), comprende una dimensión de estrés que puede aumentar la respuesta del dolor. Así que  si se aprende a controlarlo, es posible que se evite un sufrimiento adicional.

“Quizás el dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional” (Buda)

El dolor crónico suele generar un sufrimiento innecesario, ya que su componente físico o sensorial está entrelazado con el componente psicológico. Por eso una de las claves para aliviar el dolor, consiste en desenredarlo, separando el componente emocional de forma que solo haya que lidiar con el componente orgánico. Para explicar la diferencia entre dolor y sufrimiento,  el Buda usa la analogía de las dos flechas.

Cuando tocada por una sensación de dolor, una persona pena, se duele y se lamenta, entonces se golpea el pecho y se angustia. De este modo, siente dos dolores: uno físico y  otro mental; igual que si a un hombre le dispararan una flecha y, justo después, le dispararan otra, con lo que padecería dolor de las dos flechas.

Muchas veces la segunda flecha es más destructiva que la primera. Responsabilizarse de cómo afrontar el dolor es una elección consciente para que no sea un sufrimiento estéril.  Así que es mejor  lidiar con el sufrimiento ya que hay varias maneras para hacerlo.

Por ejemplo, para domesticar el dolor, puede ser útil enfocar la atención hacia pensamientos y actividades agradables. El placer es el opuesto a la tensión.

Una regla de oro para manejar el dolor es la relajación opuesta  al dolor, ya que la relajación provoca como respuesta la de soltar y el dolor la de tensar. La relajación crea un efecto analgésico potente, sin embargo dormir no tiene nada a que ver con la práctica de la relajación. Esta técnica se realiza a través de uno estado de concentración y de profunda conexión consigo mismo. Así que la relajación necesita un entrenamiento para poderla conseguir y un tiempo y uno espacio dedicados a ella.

 ¿ Y qué tal tu relajación? 🙂

Un saludo,

Elisa

5 thoughts on “¿Cómo lidias con tu dolor de espalda?”

  1. Vivo con dolor y sufrimiento desde hace más de un año por una espalda bastante complicada. Acabo de leer tu articulo y me ha gustado mucho, sobre todo para darme un poco de luz al leer la analogía de Buda y ver la diferencia entre dolor y sufrimiento. Voy a poner en práctica la relajación…

    Like

    1. Hola Gema,
      me alegro de que me hayas escrito. Espero que te haya servido la relajación.

      Seguramente tu cuerpo sabes algo especial sobre tu dolor; habrá que llegar a esta información, a lo mejor la meditación podría ser una vía. Sin embargo, cada uno tiene su forma, sus preferencias, su manera personal de conectar consigo mismo. Espero que puedas encontrar siempre más la tuya con curiosidad, interés y espíritu de “investigadora de tí misma”.

      Te deseo lo mejor.
      Un saludo,
      Elisa

      Like

      1. Gracias Elisa. Me gustaría poder hacerte un par de preguntas sobre este tema del dolor. ¿Podría dirigirme a ti en alguna dirección de correo que no sea pública? un saludo

        Like

  2. hola a todos;
    Me operaron a los 11 años de edad y actualmente tengo 35. A medida que van pasando los años tengo mas dolor y mas vertigos producidos por las cervicales. Intento hacer una vida normal, trabajando, con un niño y llevando la casa, pero me noto segun va pasando el tiempo que tengo menos movibilidad tanto en brazos como en piernas. No hay nada que pueda calmarme el dolor, por mucho que me distraiga, incluso con lo que mas me gusta que es comiendome a besos a mi pequeñin. Siento que nadie de mi familia me comprende porque lucho por tener una vida normal y ellos me ven normal, pero yo sufro mucho, fisica y psicologicamente. Cuando pienso como puedo llegar a estar dentro de 10 años se me quitan las ganas de seguir viviendo. Y voy al medico y nadie me da una solucion.. Ya no se que hacer.

    Liked by 1 person

    1. Hola Ana,
      perdona por contestarte tan tarde. Veo sólo ahora este mensaje tuyo.
      Me sabe mal lo que comentas, del dolor, la falta de mobilidad, y sobretodo la falta de comprensión por parte de tu familia.

      Siempre hay algo que podemos hacer para estar mejor, no lo dudes….hay que buscar, Ana… Quien busca, encuentra… 😉
      Fisioterapia, psicoterapia, yoga, son pequeñas semillas que te dejo…tu escoges lo que te suena mejor.

      Informáte! Hay ahora muchos tipos de fisioterapia para la escoliosis.
      Te deseo un año más ligero que el anterior, Ana.
      Cuídate mucho!!

      Elisa

      Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s